Carol Mateos

No-dualidad, sesiones individuales, talleres, sesiones grupales

Desde pequeña siempre tuve un gran anhelo por descubrir la naturaleza de nuestra existencia, así como la del mundo y de la vida en general. A los 20 años, y en medio de un periodo personal de mucho sufrimiento, viví una experiencia profunda de acompañamiento en la muerte de mi padre, que me condujo a un hondo despertar espiritual.

Esa experiencia me impulsó a sanar y profundizar en mi interior, así como a formarme en distintas técnicas de sanación regresiva y energética, técnicas de crecimiento personal, gestión emocional, visualización y técnicas de meditación.

También inicié estudios universitarios en Ciencias físicas, Psicología y enfermería sin llegar a finalizarlos. Y paralelamente trabajé como policía varios años, seis de los cuales estuve en el grupo de homicidios.

Posteriormente y durante varios años, mi labor estuvo centrada en la terapia individual, y en acercar a las personas al “Más Allá” y en naturalizar la llamada “muerte” y sus procesos de transición, a través de encuentros grupales denominados “círculos de Ánima”, así como de cursos y charlas que ofrecía.

La aparición del libro UCDM en mi vida me condujo hacia el no-dualismo, y de nuevo hacia una profunda transformación en mi comprensión y sentir sobre la existencia y la realidad.

Pero ha sido en el Advaita vedanta, concretamente en la vía del Jnana Marga de Sri Bhagavan Ramana Maharshi, donde mi anhelo de búsqueda se diluyó y mi corazón encontró el destello de la Verdad y la Paz.

Actualmente, continúo profundizando con determinación y entrega, en mi camino de deconstrucción a través de la auto indagación, el discernimiento y la propia entrega, aprendiendo a permitir que la Gracia brinde la comprensión y el desapego, para conducirnos hacia la Verdad de nuestra esencia, y establecernos ahí.

Después de mi segunda maternidad, ofrezco sesiones individuales, encuentros grupales y talleres enfocados en reconocer que la única raíz de nuestro sufrimiento es la identificación con un “yo personal” (con sus creencias, apegos, patrones de comportamiento, etc) el cual podemos deconstruir o diluir, para permitir que la Luz de nuestra verdadera naturaleza esencial (Pura Conciencia de Amor) emerja en nuestros, y vivamos así una vida más pacífica, coherente y plena.